Blogopodium – Bloguers y elecciones

>


Los blogueros y la comunidad en línea en general se movió con muchísimo entusiasmo de cara a las elecciones del 23 y en franca lucha contra la abstensión y el desinterés en la participación política. Esto muestra que poco a poco deja de desconocerse el poder de cada uno de los ciudadanos en lo que respecta a la dirección del país como elemento completo. Los videos se pueden ver en Youtube, donde autores y activistas “montaron” videos sencillos y con mensajes claros.

En los videos se subraya la de importancia del voto sin importar realmente de qué lado se esté. Se recordaron las mejores tácticas para cuidar que el proceso se lleve sin contratiempos y se resaltaron los recursos que están ahí para ayudar. Según los activistas, las elecciones son ya “nuestro deporte nacional”

Sin duda, esta gente conoce bien el papel de las voces en red en lo que respecta a los sucesos nacionales de este tipo. En Armenia, por ejemplo, se invitó a dos blogueros al día número cien de la presidencia de Sargsyan junto con una treintena de periodistas para responder la inmensa cantidad de preguntas que se reunieron en varios blogs durante los días de su juramentación. Así, la inmensa respuesta de la gente a través de Internet frente a la tambaleante situación política Armenia tuvo un efecto contundente.

Del mismo modo, en Kenia, tanto los periodistas como el público en general tuvo en las herramientas de la Web interactiva (Facebook, Twiter, Wikis, etc…) un recurso de información durante la crisis post electoral. Un ejemplo fuerte de la dinámica es Ushubadi(.com), que en suajili significa “testimonio”, una página en la que la gente podía reportar algún hecho de violencia del que hubiese sido testigo que luego sería ubicado en un mapa al alcance de todos.

No nos encontramos entonces frente a hechos aislados. La gente usa los recursos para ayudarse y hacerse escuchar, mientras se deja de lado la indolencia propia del que prefiere dejarse mandar para dejar de pensar. De este modo, con tal extensión de la información se hace cada vez más difícil que las irregularidades se dejen pasar bajo la mesa… sobretodo bajo la mesa electoral.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *