Activismo en línea y (nuevas) elecciones

>En tiempos en los que las elecciones son ya una celebración esperada, los latinoamericanos en general y los venezolanos en particular echan mano de los medios alternativos para informarse. Ya no son sólo los postulantes los que lanzan campañas; ahora con programas como Twiter, Facebook, en incluso los mensajes de texto y por supuesto, los blogs, todos participan en mayor o menor medida.

En las elecciones que acaban de lanzar el cambio constitucional en Bolivia, Twiter, una sistema que alberga comunidades que se comunican con mensajes cortos dentro de un grupo de usuarios, sirvió de cronista electoral. Y así, entre otras iniciativas y modos de organización para pasarse datos en Internet, el site alminuto.com.bo creó una cuenta en este sistema para registrar paso a paso el proceso. A cuenta gotas, el proceso de decisión, el voto y las emociones encontradas de la expectativa fueron registrados y publicados. Al final, quedó todo un recorrido escrito en colectivo de un proceso que se recordará en ese país durante décadas por sus antecedentes y resultados.

En Venezuela, como ya viene a ser evidente, la novedad en las elecciones se ven en los modos de campaña de uno y otro equipo, lo que da la impresión de escuchar un inmenso griterío en la 2.0 venezolana. Mensajes de reflexión como la re-edición de La última tentación (hecha por el bloguero SuperHuevoPro) se encuentran fácil en Youtube, junto con otras líneas que se inclinan hacia el “No” (Véase también zaperoqueando.blogspot.com y periodismodepaz.org) . Mientras tanto, las campañas por el “Sí”, que tomaron como recurso el GoogleAdSense, lograron una nueva forma de bombardeo electoral que no da descanso al Cyber navegante. Del mismo modo, el Gobierno toma otro modo de comunicación y publica sus líneas en la red enmiendas.ve, que dan lugar a numerosos links; y que junto con otros varios medios en línea, publican líneas escritas por el Presidente.

Al navegar, lo más probable es que unas páginas lleven a las otras, que a su vez tendrán enlaces a bitácoras y sistemas que lleven a un inmenso laberinto de opinión. A más medios, más opiniones; y a más recursos en línea, más vueltas al asunto. Escapar es imposible, si es que alguien quiere hacerlo. Sin embargo, cabe resaltar, y con colores muy llamativos, los esfuerzos, conceptos, ideas y creatividad sin par con la que se lucen los que abogan hoy por su lado de la acera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *