Decisiones mundiales, ausencias juveniles

Cuando se toman decisiones a escala mundial… ¿dónde están los jóvenes? En lo que concierne a su inclusión a la participación pública parece haber un problema grave de comunicación. Las instituciones y las aspiraciones de los jóvenes hablan con los oídos tapados. Se entiende como necesaria la participación de los jóvenes en las iniciativas que han de construir la próxima página que vivirá la sociedad, pero esta ayuda se pide en términos muy difíciles de entender. Esta falta de comunicación varía de país a país y de cultura a cultura. Sin embargo, está claro que a una gran escala, hay un hueco que hace sumamente difícil la participación de los jóvenes y su identificación con los movimientos para el desarrollo de su futuro. Así pues, ¿cómo se hace para la juventud tome su asiento en la mesa de toma de decisiones?

Con esto abrimos el centro de la reflexión para la Asamblea de la Juventud que marca el comienzo de los debates en CIVICUS. Joao Scarpelini, Désirée Mc Graw y Dave Meslin discutieron ideas al respecto y contestaron preguntas que dieron lugar a nuevas discusiones: ¿Cuáles pueden ser los motores que faciliten el diálogo entre los jóvenes y las instituciones? Decir que los jóvenes no participan y no se informan es común, pero ¿Cuál puede ser la razón de este desinterés? Si es que en efecto existe. Tenemos una sociedad que mira con desconcierto a la generación de relevo. Y tenemos una juventud que se abre paso a través de medios que toman por sorpresa a los dirigentes a cargo. ¿Es posible que los espacios de diálogo hayan cambiado? Es posible que los espacios habilitados por las tecnologías sean en efecto, el punto de partida de un encuentro de opiniones. Y quizás ésta sea una de las claves para converger pensamientos, reflexiones e iniciativas. Queda mucha tela que cortar, sin duda, pero empecemos por las preguntas que concluyeron la sesión: Dada la inmensa variedad y complejidad de los problemas que afrontamos: ¿A qué nivel podemos y debemos trabajar? ¿Deberíamos trabajar dentro o fuera del sistema? ¿Debemos crear algo nuevo o reinventar lo que tenemos? Y en escalas próximas a la mayoría de las realidades ¿Son las revoluciones una cara de la solución? Cuando la participación se limita por los poderes opresivos ¿Cómo actuar?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *