Sobre el blog

Este blog aparece como continuación del primer espacio Web 2.0 que he tenido desde que empecé a entusiasmarme con las nuevas tecnologías. La bitácora en cuestión, bautizada como «Sacando la Lengua» empezó hace algunos años como desahogo de lo que no puse en mi trabajo de grado en Idiomas Modernos y de un proyecto de publicación universitaria en que jamás cuajó. De ahí en adelante pasaron muchas cosas que alimentaron el blog y que empujaron a cambios sustanciales de carrera y de vocación. Una de ellas fue mi participación en la comunidad en línea Global Voices Online, hoy mi terreno principal de investigación en aprendizajes informales. Después de una estancia inolvidable en el mundo ministerial, editorial y de la investigación en literatura, salté el charco y caí en Francia, donde otro trabajo de grado dejó por fuera textos e ideas que aún quisiera comentar. ¿Qué mejor excusa para mudar los trastos y rehacer el espacio?

Así pues, lo que comenzó como un blog sobre las lenguas quiere ser ahora un diario de quien se estrena en la investigación en Ciencias de la Educación. La curiosidad sobre la lengua no se ha ido, se ha mudado de casa para vivir con más amigos; y ahora que vive en una ciudad que descubre poco a poco su carácter multicultural y en un mundo académico que abraza varias disciplinas, se adhieren al haber dos idiomas y tres temas. Me toca disculparme de antemano por los errores de lengua en inglés y en francés (particularmente). Este nuevo experimento forma parte de un ejercicio de escritura y de traducción. Con las lenguas las historias de amor son intensas, y casi siempre tormentosas. Así pues, lo que viene será producto del gran convite de la divulgación gracias a la tecnología y de las reflexiones sobre la investigación en ciencias humanas, la educación y el aprendizaje, las relaciones interculturales y por supuesto, lo que llega arropado por la lengua… qué maravilloso comodín.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *